COSCACHITO, PEGÓ MÁS FUERTE