FERNANDO COLOMA, Adiós a un gran hípico

Nuestro socio, siempre atracción